Saltar al contenido

El coronavirus bovino (ganado)

Antes que nada hay que aclarar que el coronavirus bovino es una enfermedad distinta a los coronavirus humanos. Hasta la fecha no hay pruebas de que el COVID-19 haya sido encontrado en bovinos ni que el coronavirus bovino pueda ser transmitido a los seres humanos.

El coronavirus bovino manifiesta tres síndromes diferentes: el síndrome diarreico neonatal del ternero, la disentería e infecciones respiratorias.

 Coronavirus bovino (ganado)

El síndrome diarreico neonatal del ternero presenta como síntomas más comunes diarreas líquidas profusas, a veces con hemorragia, anorexia, deshidratación y, en último caso, la muerte. La disentería afecta en principio a los ejemplares adultos y puede provocar severas diarreas y una disminución de la producción láctea.

Este virus se transmite comúnmente en los terneros cuando las madres tienen diarreas a las que no se les brinda ningún tipo de tratamiento o en los casos que no heredan la inmunidad cuando le dan el calostro y por ende, no adquieren los anticuerpos necesarios para generar inmunidad. Este virus es más estable en climas fríos, por lo que es más común que aparezca durante el invierno.

Los coronavirus bovinos además pueden provocar enfermedad respiratoria leve o neumonía en terneros de hasta seis meses de edad. El virus se elimina en el medio ambiente mediante secreciones nasales y heces, y el contacto con estas produce el contagio.

es_ESEspañol
en_GBEnglish (UK) de_DEDeutsch fr_FRFrançais it_ITItaliano zh_CN简体中文 ja日本語 ru_RUРусский hi_INहिन्दी arالعربية id_IDBahasa Indonesia pt_BRPortuguês do Brasil ro_RORomână tr_TRTürkçe es_ESEspañol